Argentina

Qué ver en Chascomús y los mejores hoteles para disfrutarla a fondo

Sus atardeceres infinitos, su laguna repleta de vida y su oferta de entretenimiento completísima no son suficientes ítems para definir todo lo que hay que ver en Chascomús. ¡Te doy algunas claves para que no te pierdas nada!

Las llanuras eternas que rodean a Chascomús y su laguna, que es su corazón latente, son dos excelentes motivos para pasar un fin de semana o una semana entera en esta ciudad de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, hay mucho más que quizás no conozcas y que, te aseguro, te va a encantar. Probablemente, te pase como a mí, que no puedo evitar volver una y otra vez a estos parajes ideales para desconectarse de la ciudad.

Bárbara

Cuando necesita descansar del ruido urbano, Bárbara se “escapa" a Chascomús con su familia cada vez que puede. En esta nota brinda algunos consejos para recorrerla y para dejarse encantar por su aire de campo.

Qué ver en Chascomús: los sitios imperdibles que la hacen única

Capilla de los Negros

Este lugar histórico es un viaje al pasado que no podés perderte si vas a Chascomús. Creada en 1867 como sitio de oración de la comunidad negra, tiene una antigua talla de la Virgen Morena de los Milagros y, a su lado, a la Virgen del Rosario. Posteriormente, sirvió como refugio tanto durante epidemias de cólera como para los heridos de la batalla de Chascomús.

Museo Pampeano

Un museo histórico realmente recomendable en la ciudad, que cuenta con visitas guiadas para entender mejor de qué se trataba la vida colonial y criolla de Argentina y sus costumbres gauchescas. También tiene vestigios de épocas anteriores, con piezas arqueológicas y paleontológicas de animales y hombres primitivos que habitaron la zona. ¡Realmente, una de las mejores cosas que hay que ver en Chascomús!

Centro Cultural Municipal Vieja Estación y Museo Ferroviario

Si visitás esta antigua estación ferroviaria, no hay posibilidad de que te aburras. Hay talleres para todos los intereses: de arte, folclore, cocina, shows de circo y muestras de todo tipo abundan en este edificio histórico inglés, que fue una vez una estación intermedia entre Constitución y Mar del Plata. Allí encontrarás también el Museo Ferroviario, que da cuenta de esos mismos inicios.

Qué hacer: actividades para que el viaje sea inolvidable

Sentarse a contemplar la laguna

Esta es una de esas cosas que necesariamente hay que ver en Chascomús. Tomar unos mates frente a la laguna, sobre todo al atardecer, es una actividad simple pero superadora en todo sentido. Admirar la vastedad del agua y ese cielo hundido por el intenso sol es una experiencia única que relaja.

Pasar un día de campo, cabalgar y andar en bici

Aunque nunca hayas montado a caballo, podés reservar una clase de cabalgata a la vez que pasás un espectacular día de campo (con asado incluido, desde ya). La Plegaria, una estancia popular en la zona, ofrece paseos guiados por los bosques de eucalyptus. Si lo tuyo no es montar, esta y otras estancias ofrecen paseos en carruaje o en bici.

Asistir a una obra en el Teatro Brazzola

Por las noches, después de una jornada intensa de caminatas, deportes y asado, nada mejor que relajarse en familia asistiendo a algún espectáculo. Este teatro construido en 1927 ofrece hoy obras de teatro para chicos y grandes.

En dónde dormir: alojamientos para un descanso merecido

Estas son mis recomendaciones para hospedarte en Chascomús.

Una estancia autóctona para adentrarse en el campo

1/4

A pasos de la laguna, una estancia histórica de impronta colonial está custodiada por grandes arboledas y dedicada, en parte, a la cría de ganado ovino y bovino. La Estancia La Margarita con su molino, palenque, matera y viejo palomar, se funde en el paisaje campestre con total naturalidad, convirtiéndola en uno de esos hitos que hay que ver en Chascomús.

En sus instalaciones antiguas aunque adaptadas a la vida actual, te vas a sentir como en tu propia casa. Un amplio hogar preside su centro y se rodea de confortables sillones que funcionan como sitio de reuniones y salón de lectura. Su cocina típicamente de campo está abierta a quien desee usarla. En las inmediaciones de la estancia se puede andar a caballo, en bicicleta, remojarse en la pileta o dormir una siesta en una hamaca paraguaya.

Estancia La Margarita

Chascomus

Un hotel céntrico y completo

1/3

Justo en el centro de la ciudad, la antigua casa de una tradicional familia de Chascomús fue transformada en el confortable hotel Roble Blanco. Con sus 100 años de historia, este establecimiento reciclado con el fin de complacer a sus modernos huéspedes, está rodeada de empedrados, faroles antiguos y arboledas de antaño.

Dentro, tiene de todo para relajar cuerpo y mente. Cuenta con un spa con sauna finlandés, ducha escocesa, hidromasaje, y ofrece masajes descontracturantes con piedras y cuencos: todo un regalo para hacerse después de un año de arduo trabajo. Y también, es imprescindible tirarse a su pileta descubierta climatizada.

Roble Blanco

Favoritos
Chascomus
8.8 Excelente (52 Puntuación)

Un espacio hermoso y entretenido para quedarse varios días

1/3

En la zona de quintas de Chascomús, a pocos metros de la laguna, hay un alojamiento boutique modernísimo y completo que no podés perderte si cuando salís de viaje querés tener lo mismo que en casa pero mejor.

Las habitaciones de Mi Espacio Sur están hechas para quedarse a vivir, porque lo tienen todo aunado en una atmósfera hogareña y moderna. Además, en las instalaciones tienen un SUM con metegol y mesa de ping-pong, con vistas a un parque supercuidado y a su pileta descubierta. Si además querés darte un gusto, ofrecen también servicios de spa como masajes con piedras calientes y sauna.

Mi Espacio Sur

Chascomus
8.4 Muy bueno (32 Puntuación)

Dónde comer: delicias variadas para comensales exigentes

La comida italiana, cuando está bien hecha, no falla en deleitar a todos los paladares. Así pasa en este local chascomusense de raíces itálicas, perfectamente ambientado y atendido por sus dueños. Por la música de fondo, los “antipasti” y las pastas con salsas exquisitas, lo recomiendo. Eso sí: hay que reservar antes de ir.

Complejo La Grulla

Cuando te canses de comer siempre lo mismo en tus vacaciones, te aconsejo pasar por este restaurante cuya especialidad es la cocina japonesa, particularmente el sushi. Platos frescos, coloridos, y perfectamente elaborados te van a dejar completamente satisfecho.

Vieja Esquina

Este es ya un clásico de Chascomús y, si vas, entenderás por qué. Atentos a los pedidos de sus comensales, sirven cortes de carne tiernos y frescos con el punto de cocción que pidas. Además, sirven parrilladas para dos y las típicas milanesas a la napolitana con papas fritas, que podés disfrutar a poco pasos de la laguna.

Bebidas con encanto: dónde ir a tomar algo y pasarla bien

Un gastropub perfecto para salir a tomar y picar algo. Tragos, vinos y cervezas artesanales combinadas con papas con cheddar, salchicha alemana o una hamburguesa, ¡un lujo!

Café Mulé

La laguna de noche no tiene nada que envidiarle a los atardeceres si la admirás desde esta cafetería bellísima y moderna que sirve tragos y cafés muy ricos. Si el clima acompaña, te aconsejo sentarte afuera para admirar la atinada iluminación del lugar y, un poco más allá, del muelle.

Minotauro Lamadrid

En este establecimiento vas a sentir el viento de la costanera mientras disfrutás de un trago o de un café que saben a gloria. Recomendable parar a tomar algo fresco en días de calor o para relajarte admirando la laguna cuando cae el sol.